PARA EXPORTAR

Por: Sergio Mutis Caballero*

 

En comercio exterior, el intercambio de mercancías se mueve a través del mar en volumen cercano al 80% del total de la producción mundial y la ubicación de cada puerto es clave para dinamizar el desarrollo de la región. Colombia tiene una ubicación estratégica que le da un gran potencial en la materia; así, el crecimiento de la infraestructura portuaria, con una adecuada red vial interna, fortalecerán el posicionamiento del país en el mapa del comercio internacional.

 

Colombia cuenta con puertos habilitados para distintas tareas, como el flujo de mercancías en contenedores, la pesca, el traslado de pasajeros, los usos militares y las embarcaciones de recreo. Para los nuevos desarrollos portuarios, la consecución de licencias, la ubicación geográfica y la profundidad de las aguas que permitan el tránsito de embarcaciones de gran calado, son factores determinantes al momento de evaluar su viabilidad y el consecuente desarrollo de su zona de influencia.

 

La solicitud de licencias para la construcción y explotación de puertos viene creciendo con la incursión de operadores privados, que le apuestan al fortalecimiento de las exportaciones. Ciudades región con puerto, como La Guajira, Santa Marta – Ciénaga, Barranquilla, Cartagena, el Golfo de Morrosquillo – Urabá y San Andrés, en el Caribe, así como Buenaventura y Tumaco en el Pacífico, se han convertido en polos de desarrollo, apalancándose en su actividad comercial portuaria.

 

Buenaventura, el puerto multipropósito más importante del país, mueve más del 50% del comercio marítimo en volumen. A su turno, Cartagena, de una parte es el puerto de mayor valor económico en exportaciones por el petróleo y de la otra, en turismo, recibe más de 150 cruceros al año, lo que aunado a las licencias para nuevas marinas recientemente otorgadas, hacen de la ciudad un destino deseable. Santa Marta – Ciénaga, además de contar con aguas profundas que permiten una navegación segura para embarcaciones de gran calado, cuenta con un ferrocarril hasta el puerto, facilitando el cargue y descargue de mercancías.

 

En cuanto a puertos aéreos, El Dorado de Bogotá se ubica en los primeros lugares de Latinoamérica, tanto por movimiento de pasajeros, como por transporte de carga. Por su parte, Medellín, como ciudad región, ha integrado a su oferta de servicios el aeropuerto de Rionegro, siendo éste el segundo con más operaciones del país. Por vía área Colombia exporta flores, café y otros productos.

 

No obstante la creciente infraestructura de puertos marítimos y aéreos del país, las exportaciones vienen en caída en el último quinquenio. Mientras que en 2012 Colombia registró venta de productos al exterior por US 60.125 millones, en los años 2013 a 2016 el volumen de exportaciones descendió a US 58.824, US 54.795, US 35.691 y US 31.045 millones respectivamente, lo que ha causado además de una gran preocupación en los sectores tanto público como privado, la falta de los importantes ingresos directos e indirectos que generan las exportaciones.

 

El país necesita fortalecer su política de comercio exterior, siendo fundamental seguir modernizando los puertos existentes, incentivar el desarrollo de nueva infraestructura pública y privada, así como fomentar políticas que permitan industrializar la producción y exportación de bienes adicionales al petróleo, café, carbón y ferroníquel, que si bien han ayudado a sostener la economía del país, hoy no son suficientes para llenar el aporte al PIB por las exportaciones.

 

* Presidente Grupo VALOR

Columnista de la página editorial del diario económico, empresarial y financiero

LA REPUBLICA

Bogotá. D.C. Febrero 10 de 2017


PUERTOS AL ALZA Y EXPORTACIONES A LA BAJA