¡A BAJAR LAS TASAS!

Por: Sergio Mutis Caballero*
En el contexto internacional la tendencia de las tasas de interés siguen a la baja, tanto que algunos bancos centrales han mantenido la tasa a corto plazo cerca de cero. Incluso, en países poderosos se ha tratado de dar a los mercados un nivel de ayuda no tan usual, lo que hace necesario analizar las causas. ¿Será tan grave el atoro de la economía mundial?

Es evidente que los países que de manera sostenida vienen creciendo su economía, hoy lo hacen a menor rata como si se hubiera pegado el desánimo de la recesión de 2007. Una fórmula internacional que ha demostrado impulsar el crecimiento, es bajar las tasas de interés, apoyar la actividad empresarial y estimular el consumo.

La Fed mantiene su tasa por debajo del 1%. Que inversionistas coloquen dinero en el Tesoro Americano a tasas tan bajas, con depósitos a 10 años, es de alguna manera una muestra de pesimismo e incredulidad en el crecimiento de la principal economía del mundo. Además, el fenómeno Trump genera incertidumbres.

En Colombia, en los últimos meses, el Banco de la República, ha bajado la tasa de intervención, hoy al 6,25%, la que sigue siendo muy alta y por sobre todo, esa decisión no se ha reflejado en la tasa que las instituciones colocan a los demandantes de crédito. Como bien lo ha señalado el líder bancario Santiago Perdomo, es el momento para bajar las tasas a los clientes.

En nuestro país, con la inflación controlada, es propicio que las tasas de interés bajen. La situación de la economía con tantos nubarrones, amerita un drástico recorte de tasas de crédito para invertir la tendencia actual. El tratamiento de las instituciones financieras a empresas y proyectos productivos cuando su mercado objetivo sufre, debe ser apoyando con menores tasas, con proveeduría de más recursos de crédito para continuar su desarrollo y mayores plazos, para posibilitar que la reducción de generación interna de recursos, no las ahogue.

Hace unos años, en una situación comparable, Bancolombia tomó la decisión de bajar las tasas de interés en créditos hipotecarios, con el lanzamiento del producto CPT, lo que lo consolidó como líder en este segmento crediticio. A su turno, otro buen ejemplo en favor de los clientes, es el Banco Colpatria que de manera reciente ha crecido su participación en el mercado con la política de disminuir los costos para sus usuarios de servicios financieros.

El país, para su crecimiento, requiere confianza y que sectores líderes como la construcción, sigan creciendo. Es menester continuar con medidas como el estímulo tributario para la construcción de nuevos hoteles y subsidios a la demanda para estratos medios y bajos en vivienda. En lo que va corrido del año, la disminución en construcción de edificaciones, pinchó el salvavidas que se utiliza en momentos como el actual, de desaceleración. No se puede bajar la guardia en la ejecución de instrumentos de política pública que estimulen la economía.

Ciertamente, la economía mundial está de capa caída y la colombiana no es la excepción. Hoy comienza la Convención Bancaria, constituyéndose en una excelente oportunidad para que sus líderes y los representantes del Gobierno Nacional, de manera efectiva, se comprometan con el apoyo al sector empresarial formal, que se encuentra sufriendo por disminución de la demanda, presión fiscal, exceso de trámites y un creciente pesimismo de los consumidores.
* Presidente Grupo VALOR
Columnista de la página Editorial y Análisis del diario económico, empresarial y financiero
LA  REPÚBLICA

Bogotá. D.C. Junio 02 de 2017

Columna de opinión publicada en la página editorial del diario económico, empresarial y financiero LA REPÚBLICA, el día viernes 02 de junio de 2017

EN NUESTRO PAÍS, CON LA INFLACIÓN CONTROLADA,

ES PROPICIO QUE LAS TASAS DE INTERÉS BAJEN